En un artículo titulado: “El Vaticano intenta censurar el juicio del Cardenal Pell de los medios de comunicación”, el insider y autor bestseller Leo Zagami informa que el Vaticano está en crisis después que un magistrado dictaminara a principios de este mes que el cardenal George Pell, el funcionario más veterano del Vaticano, será juzgado en Australia a mediados de mayo por el presunto abuso sexual de múltiples víctimas décadas atrás. Es posible que usted jamás escuche hablar acerca de este juicio en los medios de comunicación convencionales, dice Zagami, y quizá apenas  mencionen el caso ya distorsionado cuando acabe. Como dice el periodista australiano Chris Graham, editor de New Matilda, lo más alarmante no es que la gente no vaya a enterarse del juicio, sino que “ni siquiera sabrán por qué no han escuchado nada al respecto.” Graham, también agregó que: “el viernes, el Departamento del Ministerio Público de Victoria presentó una solicitud ante el Country Court of Victoria para imponer una ‘súper orden’ contra la cobertura de los medios del juicio del Cardenal George Pell, quien está acusado de varias ofensas sexuales a lo largo de su vida.” Asimismo, informa Graham, el gobierno de Australia ha prohibido la publicación de información sobre el juicio, aplicable en todos los Estados y Territorios de Australia y en cualquier sitio web u otro formato electrónico o de difusión accesible en Australia. Afortunadamente otros medios de comunicación alternativos les mantendremos informados sobre lo que realmente está sucediendo, y esperamos que los medios australianos se queden solos por encubrir esta importante historia que podría develar la verdad sobre el mundo altamente organizado de la pedofilia de la élite vinculada con el Vaticano.

 

 

Prohibición gubernamental impuesta a medios de comunicación para no informar sobre el juicio al Cardenal Pell

 

Las órdenes antidemocráticas que demanda el DPP y que se decidirán el miércoles por la mañana en el Tribunal del Condado de Melbourne ante el Juez Presidente Peter Kidd, son aparentemente las siguientes:

 

(1) Se prohíbe la publicación de cualquier informe de la totalidad o parte de estos procedimientos y cualquier información derivada de este procedimiento y cualquier documento judicial asociado con este procedimiento.

(2) La prohibición de publicación se aplica en todos los Estados y Territorios de Australia y en cualquier sitio web u otro formato electrónico o de difusión accesible en Australia.

(3) A los efectos de esta orden, ‘publicación’ se refiere al significado que le atribuye el artículo 3 de la Ley de tribunales abiertos, es decir, la difusión o provisión de acceso al público por cualquier medio, incluida la publicación en un libro, periódico, revista u otra publicación escrita, o transmitida por radio o televisión; o exhibición pública; o transmisión o comunicación electrónica.

(4) La orden caducará después de un veredicto del jurado con respecto a los cargos en la acusación final, o por una orden adicional de la corte. 

 

Como Chris Graham señala en su artículo: “Si la solicitud del miércoles para un súper mandato judicial es exitosa, esta historia tendrá que ser eliminada de la publicación.”

De acuerdo con los informes anuales de Reportiers Sans Frontières (Reporteros sin Fronteras), el ranking de libertad de prensa de Australia está, de hecho, en fuerte declive.

 

No es sorprendente que el profesor asociado Chris Nash, director del Centro Australiano de Periodismo Independiente, haya escrito hace unos años que: “Australia literalmente forma parte de un puñado de estados que no tiene un instrumento legal (ya sea una carta de derechos constitucional o estatutaria) afirmando el alcance  de las libertades de sus ciudadanos, incluida la libertad de expresión.”

 

El Vaticano ahora puede proceder con su plan injusto de buscar una prohibición total de los medios de comunicación que informan sobre el juicio del Cardenal George Pell, pero afortunadamente Infowars y otros medios de comunicación alternativos les mantendremos informados sobre lo que realmente está sucediendo, y esperamos que los medios australianos se queden solos por encubrir esta importante historia que podría develar la verdad sobre el mundo altamente organizado de la pedofilia de la élite vinculada con el Vaticano.

 

‘Roma perderá la fe y se convertirá en la sede del anticristo’

 

 

Fuente:

Leo Lyon Zagami — The Vatican attempts complete media ban of Cardinal Pell’s trial.