Lord Rothschild ha anunciado planes para lanzar una criptomoneda aprobada por el gobierno llamada ‘FedCoin’ que, según él, destruirá por completo la amenaza que representa Bitcoin para el dólar estadounidense, o mejor dicho para el cártel global de banksters sionistas jázaros y su sistema financiero basado en el endeudamiento de los seres humanos. La Reserva Federal controlada por Rothschild afirma que el nuevo FedCoin verá el final de otras criptomonedas populares como Bitcoin, Litecoin y Ethereum, y permitirá al gobierno de EE. UU. controlar y regular mejor el mercado de divisas digital. El modus operandum sionista fundamentado en la dialéctica hegeliana de tesis-antístesis-síntesis quedaría así expuesto si ante la amenaza antitética que es bitcoin para la élite global, se impone la síntesis de criptomonedas de los bancos centrales controlados por la familia Rothschild. Esta va a ser una fase crítica para la revolución de las criptomonedas, porque las personas del mundo tendrán que dejar muy claro que no quieren las criptomonedas del banco central. Las criptomonedas del banco central serían simplemente una extensión del sistema actual basado en la deuda que sistemáticamente está esclavizando a la humanidad. Lo que hace que las criptomonedas sean tan grandes es el hecho de que no están basadas en la deuda y están permitiendo que la humanidad exprese su independencia del sistema actual. Esta es una revolución que tiene el potencial de cambiar por completo el sistema financiero global, pero tengo la sensación de que los bancos centrales mundiales nunca permitirán que llegue tan lejos. El sistema actual canaliza literalmente billones de dólares a la parte superior de la cadena alimenticia, y la élite va a guardar celosamente su ganso dorado. Si el ser humano sigue siendo apático, idólatra, e incapaz de reclamar lo que le corresponde, no podrá emanciparse del yugo sionista una vez más, y quedará sujeto a la última intervención que le conducirá al Nuevo Orden Mundial totalitario de la inteligencia artificial y los arcontes.

Theeconomiccollapseblog.com informa: Hace apenas unos días advertí que los bancos centrales globales podrían eventualmente tratar de tomar el control del fenómeno de la criptomoneda, y por eso me alarmé profundamente al ver que el Post publicaba este tipo de artículo. Queremos que las criptomonedas sean completamente independientes, y definitivamente no queremos que la Reserva Federal y otros bancos centrales globales comiencen a crear sus propias versiones. Porque, por supuesto, una vez que crean sus propias versiones, querrán comenzar a restringir el uso de cualquier competidor.

Lo único que podría hacer descarrilar la revolución de la criptomoneda más rápido que cualquier otra cosa sería la interferencia de los gobiernos nacionales o los bancos centrales mundiales. Desafortunadamente, ahora que Bitcoin, Litecoin, Ethereum y otras criptomonedas están recibiendo tanta atención, es inevitable que los poderes existentes hagan un movimiento.

El lunes, el Washington Post publicó un artículo de opinión del profesor Campbell R. Harvey de la Universidad de Duke titulado “Bitcoin es grande. Pero Fedcoin es más grande.” En estos días, hay una agenda detrás de prácticamente todo lo que publica el Washington Post, por lo que no es solo una coincidencia que hayan publicado un artículo con “fedcoin” en el título. Así es como comienza ese artículo…

En las últimas semanas, los inversores han estado acudiendo en masa a bitcoin, la moneda digital cuyo valor se ha disparado en alrededor de 2.000 por ciento en el último año. Y mientras muchos economistas advierten contra la emoción sobre el bitcoin, que está atrapado en lo que podría ser una de las mayores burbujas especulativas de la historia, es importante notar cuán revolucionaria puede ser la tecnología.

De hecho, la tecnología que subyace al bitcoin podría cambiar fundamentalmente la forma en que pensamos del dinero.

El profesor Harvey continúa explicando que es “solo cuestión de tiempo antes de que el papel moneda se elimine gradualmente”, y que alguna versión de “fedcoin” es inevitable. Pero no tiene que ser así.

 

economist 1988

Portada de la revista de la familia Rothschild, The Economist (1988), haciendo alusión a una moneda global única.

 

La Reserva Federal y otros bancos centrales globales podrían simplemente dejarnos solos y permitirnos crear nuestras propias monedas. La revolución de la criptomoneda se está moviendo muy bien, y no hay necesidad de ningún tipo de interferencia.

Pero tengo la sensación de que los poderes fácticos eventualmente crearán algún tipo de “crisis de criptomonedas” si no se produce de forma natural. A continuación, intentarán introducir alguna versión de “fedcoin”, y muchos en el público en general estarán muy agradecidos por la “solución” que el gobierno ha proporcionado.

Y ese día puede estar más cerca de lo que pensamos. De hecho, el gobierno de EE.UU. Ya ha invertido millones en investigación de criptomonedas…

Para agregarle más combustible al fuego, el gobierno de EE. UU. Ha estado estudiando rigurosamente a Bitcoin durante aproximadamente dos años… y en vez de luchar contra Bitcoin, los federales parecen estar listos para aniquilar el dólar estadounidense al crear su propia moneda digital.

La National Science Foundation, una agencia del gobierno de EE.UU. Que apoya y financia la investigación… ha otorgado $3 millones a tres universidades de EE. UU. Para una amplia investigación en criptomonedas.

Cornell, la Universidad de Maryland y la Universidad de California en Berkeley se concentrarán en desarrollar nuevos sistemas de criptomonedas que, según la investigadora principal Elaine Shi, abordarán los “puntos dolorosos” atribuidos a Bitcoin y otras redes existentes.

La Reserva Federal está lejos de estar sola. Otros bancos centrales mundiales están haciendo su propia investigación, y el Banco de Pagos Internacionales dice que “todos los bancos centrales” pueden eventualmente necesitar sus propias criptomonedas. Lo siguiente viene de CNBC…

Los bancos centrales podrían algún día necesitar emitir sus propias criptomonedas, dijo el Banco de Pagos Internacionales en su última revisión trimestral.

“El hecho de que un banco central sea o no una alternativa digital al efectivo es más acuciante en países como Suecia, donde el uso de efectivo está disminuyendo rápidamente”, dijo el informe del domingo. “Pero todos los bancos centrales eventualmente tendrán que decidir si emitir criptomonedas del banco central minorista o mayorista tiene sentido en su propio contexto.”

Esta va a ser una fase crítica para la revolución de las criptomonedas, porque las personas del mundo tendrán que dejar muy claro que no quieren las criptomonedas del banco central.

Las criptomonedas del banco central serían simplemente una extensión del sistema actual basado en la deuda que sistemáticamente está esclavizando a la humanidad. Lo que hace que las criptomonedas sean tan grandes es el hecho de que no están basadas en la deuda y están permitiendo que la humanidad exprese su independencia del sistema actual.

Como las monedas fiduciarias existentes fallan, queremos que haya criptomonedas independientes que las personas puedan usar como alternativa. Y no tenemos que imaginarnos cómo se vería eso. De hecho, ya está sucediendo en Venezuela…

Pero en Venezuela, el colapso del bolívar obligó a los locales a recurrir a alternativas como el bitcoin y las monedas emitidas por la comunidad local con tipos de cambio fijos. La rápida erosión del valor del bolívar hacía insostenibles las transacciones cotidianas, como comprar alimentos y pagar taxis: los clientes tenían que pagar con pilas grandes y engorrosas de bolívares que eran difíciles de transportar.

Patricia Laya, una periodista con sede en Venezuela, tuiteó una foto de los 5.000 bolívares, la cantidad máxima, que pudo retirar de un cajero automático en Caracas. Ellos valen alrededor de $0.05. Laya dijo que había esperado 20 minutos en la cola para obtener $0.05 en una moneda hiperinflada que valía poco o ningún valor, según CCN.

A pesar de que las transacciones de bitcoin pueden tardar horas, incluso días, en liquidarse, los comerciantes locales han adoptado la moneda digital.

Esta es una revolución que tiene el potencial de cambiar por completo el sistema financiero global, pero tengo la sensación de que los bancos centrales mundiales nunca permitirán que llegue tan lejos. El sistema actual canaliza literalmente billones de dólares a la parte superior de la cadena alimenticia, y la élite va a guardar celosamente su ganso dorado.

Fuente:

Your News Wire – Lord Rothschild Vows To Destroy Bitcoin – Launches ‘FedCoin’.