El Congreso de los Estados Unidos de Norteamérica publicó detalles de una propuesta del ex-congresista Dennis Kucinich que admite abiertamente la existencia de estelas químicas (chemtrails en inglés). En la propuesta, el ex-legislador admitió abiertamente que el Gobierno de los Estados Unidos usa el espacio aéreo americano para rociar chemtrails sobre la población como parte de un programa de prueba de armamento.

 

Evidencia Chemtrails y armas climáticas

La nota reconoce la existencia de armas electrónicas, psicotrónicas, y de información; chemtrails; sistemas de armamento de frecuencia ultra-baja de gran altitud; plasmáticas; electromagnéticas; sónicas o ultrasónicas; sistemas de armamento láser; estratégicas; tácticas, de teatro, extra-terrestres; químicas, biológicas, medio ambientales, climáticas, o tectónicas.

Los términos “arma” y “sistema de armamento” se refieren a artefactos capaces de cualquiera de los siguientes:

• Dañar o destruir un objeto (fuera del espacio, en la atmósfera, o en la Tierra) mediante el lanzamiento de uno o más proyectiles para colisionar con el objeto;

• Detonar uno o más artefactos explosivos en proximidad con el objeto;

• Dirigir una fuente de energía —incluyendo energía molecular o atómica, rayos de partículas subatómicas, radiación electromagnética, plasma, o energía de radiación de frecuencia baja extrema (ELF) o de frecuencia ultra baja (ULF)— contra el objeto; o cualquier otro motivo no definido.

• Causar la muerte, lesión, daño o destrucción de una persona (o de la vida biológica, la salud corporal, mental, o el bienestar físico o económico de una persona) mediante el uso de cualquiera de los medios descritos.

El término “sistemas exóticos de armamento” incluye armas diseñadas para dañar el espacio o ecosistemas naturales (como la ionósfera y la atmósfera alta) o el clima, y los sistemas tectónicos con el propósito de inducir daño o destrucción de objetivos en poblaciones o regiones en la tierra o el espacio.

 

evidencia chemtrails evidencia chemtrails evidencia chemtrails

 

 

Fuentes científicas y periodísticas también han confirmado la ‘conspiración’ de los chemtrails

En un artículo titulado “Chemtrails, nanoaluminio y efectos neurodegenerativos y neurodesarrollo”, el Dr. Russell L. Blaylock analiza los devastadores efectos a la salud relacionados con la política de geoingeniería y chemtrailing implementadas a nivel global, en secreto, y sin el consentimiento del público.

La agencia de comunicación británica BBC también publicó un reporte en 2006 que reúne los resultados de varias investigaciones extensas sobre chemtrails rociados sobre la población del Reino Unido entre 1953 y 1964 “con una mezcla química de sulfuro de Cadmio y Zinc con el supuesto objetivo de analizar como se dispersaría una nube de agentes biológicos.”

 


Fuente: Your News Wire.