En su actualización geopolítica del 28 de mayo titulada: “Posible nueva crisis financiera a medida que la guerra civil de Occidente se intensifica en Washington D.C., Europa, Brasil y otros lugares”, Benjamin Fulford sugiere que la actividad sionista de Trump fue inducida a través de chantajes sobre su visita a isla pedófila de Jeffrey Epstein en el pasado. Jeffrey Epstein, quien dirigía una isla de pedófilos utilizada para comprometer y chantajear a políticos de élite, entre otras cosas, ahora es un informante del FBI que ha estado revelando información al fiscal especial de los Estados Unidos, Robert Mueller. Esto es importante pues Mueller, a pesar de su pasado contaminado por el 11 de septiembre, ahora está trabajando para el ejército de los EE.UU. Dado que el propio Trump ha visitado esta isla pedófila en el pasado, los militares están obteniendo pruebas de que el presidente estadounidense fue chantajeado para cumplir las órdenes de Israel en lugares como Siria (bombardeos) e Irán (abandono del acuerdo nuclear). No obstante, según Fulford, la rectificación a estas acciones sionistas salieron a la luz cuando “el 23 de mayo la Cámara prohibió a Trump declarar la guerra a Irán sin la aprobación del Congreso, y cuando el Congreso anuló una medida para que los Estados Unidos reconozca al Golán como parte de Israel” el 24 de mayo. Así pues, el chantaje sionista contra Trump de momento no será suficiente para permitirles a estos fanáticos la oportunidad de comenzar su tan esperada Tercera Guerra Mundial. Trump está entre dos tierras —¿o pantanos?— y el mundo tendrá que acostumbrarse a lidiar con las decisiones bipolares tomadas a veces de acuerdo al sentido común y otras tantas a los compromisos adquiridos con con la agenda del Estado Profundo que controla a todo presidente. No hace mucho tiempo, en una conversación con el informante ex-oficial de casos de servicios clandestinos de la Marina y la CIA, David Steele, Benjamin Fulford discutió un poco más a fondo cómo es que el Estado Profundo y sus agencias de inteligencia corrompen, espían y chantajean presidentes y políticos para incorporarlos a su red de global o gobierno en la sombra.

 

Pedófilo sin opción

Una mirada a la situación dentro de los EE.UU. revela que el ejército está apoyando al presidente Donald Trump de alguna manera, mientras lucha contra él en otros aspectos. Esta postura ambigua se puede ver en la gran ofensiva continua contra los pedófilos y otros elementos corruptos en el viejo establishment. Se espera que la inminente retirada del juez de la Corte Suprema Anthony Kennedy le otorgue al régimen de Trump el control de la Corte Suprema, dice Fulford. Esto hará posible llevar a cabo las detenciones masivas largamente esperadas sin la interferencia de los agentes del Cabal en el sistema de justicia.

No hace mucho tiempo, en una conversación con el informante ex-oficial de casos de servicios clandestinos de la Marina y la CIA, David Steele, Benjamin Fulford discutió un poco más a fondo cómo es que el Estado Profundo y sus agencias de inteligencia corrompen, espían y chantajean presidentes y políticos para incorporarlos a su red de global o gobierno en la sombra.

 

 

Estado Profundo y gobierno en la sombra

Benjamin Fulford: Estamos aquí para hablar una vez más sobre el Estado Profundo. Así es como lo llaman algunas personas, otras lo llaman el Cabal o los Illuminati. Hay muchas palabras diferentes para referirse al tema, así que, ¿con qué crees que estamos tratando?

David Steele: Bueno, Ben, tú me has enseñado cosas que yo no sabía. Así que me gustaría que seas tú quien exponga la raíz de la situación. Mira, yo he aprendido la mayor parte de lo que sé sobre el Estado Profundo y el gobierno en la sombra desde que dejé la CIA. La mayoría de las personas en la CIA son buenas personas atrapadas en un mal sistema. Yo distingo entre el Estado Profundo, que es el Vaticano, los Rothschild y los Judíos del Jabad-Jasídico —ya hablarás tú sobre lo que hay arriba de ellos— que usan a los Francmasones y los Caballeros de Malta como gestores y usan la Ciudad de Londres, Wall Street y los bancos centrales como gerentes. Ese es el Estado Profundo. Debajo del estado profundo está el gobierno en la sombra que está compuesto por políticos y altos burócratas, que son muchos de los pedófilos asesinos que se han incorporado al sistema de pedofilia como un elemento de chantaje de control. Esas son las personas del gobierno en la sombra, pero no son el Estado Profundo. Son “lo mejor” de la clase de sirvientes.

 

El Estado Profundo usa el chantaje para controlar al gobierno en la sombra

Benjamin Fulford: Sí. Creo que estoy de acuerdo contigo, y lo he visto de cerca con los políticos japoneses. Yo me he reunido personalmente con cada primer ministro japonés desde la década de 1980 y me he dado cuenta de que si ellos no tienen algo con lo que puedan chantajearles no habrían podido llegar a la cima. Necesitan personas que sean sirvientes, ¿de acuerdo? Estas personas son actores, no están en el poder, sólo leen guiones. Shinzo Abe no dirige Japón. Lamento decir que la mayoría de los supuestos líderes mundiales son esclavos desde el momento en que son elegidos como primer ministro o cualquier otra cosa. Alguien acude a ellos y les da un libro bancario del Banco del Vaticano, c0n digamos cien millones de dólares o mil millones de dólares, dependiendo de cuán grande sea el país, y les dicen:

“Bienvenido al club mundial de los ricos. Aquí tienes todo el dinero que necesitarás para gozar de una buena jubilación, pero si no haces lo que te decimos, te mataremos.”

 

Agencias de inteligencia creadas para espiar y chantajear presidentes

David Steele: Lo que yo he encontrado en los Estados Unidos es que el Mossad perfeccionó el arte de chantajear a las personas. También perfeccionaron el arte del espionaje electrónico industrial. Parece inverosímil, pero los israelíes en realidad están ejecutando los sistemas electrónicos para el gobierno de los Estados Unidos. Todos nuestros políticos están arreglados, a excepción de Donald Trump. No se puede ser presidente a menos que te compren. También me enteré que la CIA, el FBI y la NSA han estado espiando y chantajeando a todos nuestros políticos. El único elemento del Estado Profundo que no mencioné antes fue la comunidad de inteligencia secreta. Esas son las personas que trafican con armas de fuego, oro, drogas, efectivo y niños pequeños como parte de la totalidad de la empresa gubernamental del Estado Profundo.

 

Nobleza Negra satánica y adoradora del ‘sol negro’, la cabeza del Estado Profundo

Benjamin Fulford: Sí, estoy de acuerdo contigo. Y recuerda que soy periodista, por lo que cuando algo es publicado por alguien más para mí significa que he perdido la oportunidad de contar una historia. Así que trato de obtenerla de primera mano y voy directo a la fuente. Así visité directamente a David Rockefeller, y también hablé con los Rothschild, y ellos me indicaron que los intermediarios secretos detrás de todo esto son la Logia Francmasónica P2, y gente de Suiza e Italia (nobleza negra). Entonces fui a Italia —donde intentaron matarme en uno de las cinco grandes intentos de asesinato que que sobrevivido— y me dijeron que ellos adoran al Sol Negro y que querían crear un gobierno fascista mundial controlado por descendientes de los Césares. Así que incluso los judíos, los judíos de alto nivel, gente como Benjamin Netanyahu, son esclavos de estos piratas satánicos.

 

Modus operandi y agenda ancestral del Estado Profundo

David Steele: O “descendientes de los Césares”, que es lo que me dijiste cuando tuvimos nuestra conversación privada. Es gracioso que digas eso porque en un avión en el camino leí un libro titulado El Mesías de los Césares, y es una yuxtaposición absolutamente extraordinaria de las Guerras de los Judíos por Tito y sus descendientes y el Nuevo Testamento. El libro expone que la Biblia y el cristianismo —la Iglesia Católica— en realidad fueron creados como la primera gran operación psicológica por parte de César y sus descendientes para básicamente decirle a la gente que pusieran la otra mejilla y le entregara a César lo que es el César.

Benjamin Fulford: Yo también estudié esa historia en gran profundidad y mi investigación me condujo a un grupo llamado los Hicsos. Estos eran uno de estos grupos de pastores de animales en el Medio Oriente que sabían muy bien cómo pastorear animales herbívoros, pues ellos comían proteínas y montaban caballos y eran grandes y fuertes. Entonces, cuando capturaron a los pueblos agrícolas para pastorearlos usaron las mismas tecnologías que usaban con las ovejas de sus manadas. En Italia visité una iglesia superior que es la iglesia privada del Papa, y está llena de imágenes de armas y dos llaves. Básicamente lo que aprendieron los Hicsos es que puedes controlar ovejas y personas si controlas su información, su suministro de alimentos, y los medios de violencia para matar o disciplinar a cualquiera que intente desobedecer. Han estado usando ese modus operando durante miles de años y eso es en última instancia contra lo que nos oponemos. Estas personas tenían miedo de perder el poder después de miles de años y es por eso que me dijeron que querían matar al 90% de la población mundial. Esto es muy fácil de probar. Desde que Bush Jr. llegó al poder, ellos han estado diseminando armas biológicas: SARS, ébola, gripe aviar, lo que sea, y podemos demostrar en un tribunal que éstas fueron creadas en laboratorios y no son naturales. Otra cosa que podemos probar en un tribunal es que pagaron dinero a agricultores para dejar de cultivar alimentos y cultivar el llamado bioetanol porque estaban tratando de llevar a la gente hasta la muerte, y podemos probar en un tribunal de justicia que ellos han intentando comenzar una guerra nuclear global en incontables ocasiones. Afortunadamente, la mayoría de las personas en el ejército de los EE.UU., en las agencias y los esclavos con pistolas, en realidad son buenas personas que sólo han sido manipuladas. Fue un error fatal, por ejemplo, enviar a los soldados americanos a Irak diciendo que iban en busca de armas de destrucción masiva y cuando descubrieron que les habían mentido y que era solo un gran robo de petróleo comenzaron a despertar. Ahora los buenos, los sombreros blancos en el ejército y las agencias de todo el mundo se están deshaciendo de esta basura asesina. Estamos ganando y ellos están perdiendo y vamos a ir directamente a su sede en Suiza y vamos a ir a Milán. Vamos a atraparlos a todos, no van a escapar esta vez. La humanidad está a punto de ser liberada de miles de años de esclavitud bajo el yugo de la manada humana de familias endogámicas de origen hicso-jázaro adoradoras de Satanás.

 

 

Información prohibida: La red de pedofilia y tráfico de niños de la élite global

 

 

Fuentes:

1. Benjamin Fulford — New financial crisis likely as Western civil war intensifies in Washington D.C., Europe, Brazil and elsewhere.

2. Benjamin Fulford via Youtube — Benjamin Fulford and Robert David Steele at Inokashira Park.