Pensar que Trump llegó a la presidencia porque los “sucios” y “degenerados racistas” rednecks del sur votaron en masa para imponerlo al mundo entero es una mentira, pues ningún presidente de ningún país occidental representa al pueblo. El hombre moderno sigue siendo un borrego religioso, incluso en nuestra era gobernada por la ciencia. Lo único que ha hecho es cambiar sus antiguos sacerdotes y dioses por unos nuevos. ¿Pero quiénes son y cómo ha sucedido esto? Siendo sensatos y adultos, afirma Daniel Estulin, sabemos que todos los presidentes son representantes de la élite mundial. Hasta ahora ha habido dos grupos de élite que se repartían el mundo entre sí porque había para todos, pero ahora mismo con el desplome armamentístico que estamos viendo ya no hay para todos y sólo un grupo podrá sobrevivir. La tesis central de “La trastienda de Trump” (Planeta, 2017) el más reciente libro del escritor, periodista, investigador y ex-agente de los servicios secretos rusos, Daniel Estulin, es que estamos a las puertas de un colapso económico global y hay dos bloques antagónicos que se enfrentan para conseguir la hegemonía del poder mundial. Si bien se ha hablado de la posibilidad de un colapso desde el siglo XVIII, este colapso no tiene remedio y está más cerca que nunca en un momento en que todas las burbujas en el mundo suman unos 4 cuatrillones de dólares y la deuda de los Estados Unidos supera los 20 billones de dólares. Una de las consecuencias de todo esto es que viene la quiebra inminente del sistema. Históricamente —dice Estulin— ha habido cuatro modelos económicos: el modelo inglés de mediados del siglo XVIII, el modelo alemán a partir de la guerra franco-prusiana en 1870, el modelo estadounidense a partir de finales del siglo XIX y el japonés a partir del final de la guerra con Rusia en 1904-05. Después de la II Guerra Mundial estos cuatro modelos se convirtieron en dos, y después en uno con la caída del bloque soviético, y ahora estamos en cero pues no hay modelo económico, es decir que todo lo que se ve es una quiebra del sistema. Trump es la consecuencia de esta quiebra y el brazo ejecutor de una facción de la élite para crear un modelo financiero alternativo.

 

Dos élites se disputan el control del mundo y del nuevo sistema financiero

Pensar que Trump llegó a la presidencia porque los “sucios” y “degenerados racistas” rednecks del sur votaron en masa para imponerlo al mundo entero es una mentira, porque ningún presidente de ningún país occidental representa al pueblo. Siendo sensatos y adultos, sabemos que todos los presidentes son representantes de la élite mundial. Hasta ahora ha habido dos grupos de élite que repartían el mundo entre sí porque había para todos, pero ahora mismo con el desplome armamentístico que estamos viendo ya no hay para todos y sólo un grupo podrá sobrevivir.

Entonces, por ejemplo, si tu miras a la gente detrás de Hillary Clinton en las últimas elecciones, son cuatro grupos muy pequeños en tamaño y espacio, pero muy poderosos: Hollywood, Sillicon Valley, el Establishment de Washington y los banqueros de Walls Street y New York. Después tienes el Estado Profundo, las agencias de inteligencia, las fuerzas armadas (Pentágono, etc.), los medios de comunicación, los Rockefeller, George Soros, etc.

Del otro lado, detrás de Donald Trump, está el imperio británico: la Reina y los Windsor, los Rothschild, la vieja aristocracia europea, los sajones austrohúngaros, la nobleza negra veneciana cuyo poder se remonta a la cuarta cruzada. El epicentro de esta facción es Londres. Los Agnelli (propietarios de FIAT) que son parte de la nobleza negra veneciana podrían estas detrás de Trump.

El modelo actual en el mundo, desde la caída del bloque soviético, es el modelo del liberalismo de banqueros financistas que está basado en el concepto del crecimiento ilimitado en el planeta Tierra con recursos naturales limitados, un espacio reducido que no está aumentando y una población que sí está aumentando. Entonces el modelo liberal ya no se puede expander, y eso es algo que tanto Adam Smith como Karl Marx expusieron muy bien.

 

 

¿Cuáles son los objetivos de Trump y el nuevo modelo financiero?

1. Eliminar el modelo del petrodólar.
2. Tomar el control de la Reserva Federal.
3. Usar criptomoneda como nuevo patrón económico (nuevo modelo financiero).

Entonces Trump llegó al poder con el objetivo de destruir o desmontar el modelo del petrodólar, pues este representa al modelo fallido. Cuando Trump ataca a Theresa May, a Trudeau o a Merkel, la gente dice: “este tipo es un loco”. Pero de loco Trump no tiene absolutamente nada. Es totalmente lógico lo que está haciendo, porque el modelo que nos llevó hasta este punto está en quiebra y se llama el modelo liberal banquero financista. Este modelo ya no puede sostenerse bajo ningún concepto en tanto que no pueda haber una expansión física del planeta Tierra. Hemos llegado al punto en el que ya no hay hacia donde expandirse. Por eso Trump llegó con el fin de borrar ese modelo y sustituirlo por otro. De otro modo, la única forma de desgravar la deuda de los Estados Unidos y mantenerlo a flote sería la guerra, tal y como lo hicieron con los auto-atentados de ls 11-S para justificar la guerra contra el “terrorismo” en Oriente Medio  justo cuando el país estaba a punto de declararse en bancarrota.

 

¿El grupo Bilderberg forma parte del Estado Profundo del que habla Estulin?

Bilderberg forma para de la facción de Hillary Clinton, que son banqueros liberales financistas. Pero generalmente organizaciones como Bilderberg, la Comisión Trilateral, el Consejo de Relaciones Exteriores, es decir esas organzaciones supranacionales que trabajan de forma conjunta con distinas fundaciones forman parte del complot para quitar a Trump de enmedio. Para le gente que entiende de geopolítica profunda, la elección de Trump no ha sido ninguna sorpresa pues debemos tomar en cuenta que él actuaría contra el Cabal que está detrás de un modelo que deshizo el mundo, y la gente ya no votaría por una persona que represente a ese modelo y que quebraría lo poco que queda del mundo. Con Clinton lo que habríamos visto son 6 u ocho meses de expansión cuantitativa con una inflación galopante que habría quebrado todos los mercados financieros. La élite (Rothschild, la reina, etc.) esto lo entiende muy bien y por eso ya está creando un modelo paralelo, y para destruir el modelo vigente llevaron a Trump al poder. La gente que piensa que el presidente representa al pueblo no entiende como funciona el mundo.

 

El problema del mundo no es la guerra entre países sino la guerra interna con los Estados Profundos que representan al modelo liberal en extinción

En este momento no hay conflictos entre países, lo que hay es conflictos entre élites y sus modelos globales. El mayor peligro para Trump y Putin no es Rusia ni los EUA sino los traidores del Estado Profundo que existen al interior de sus propios gobiernos. Trump va a borrar físicamente del mapa a esos traidores que representan a la facción de la élite que está en contra de la facción de la élite que él representa, pues se trata de una guerra de supervivencia en un mundo que ya no se pueden repartir pues ya ha alcanzado sus límites.

Este grupo quiere desprestigiar y remover a Trump lo antes posible porque la única forma en que este grupo liberal banquero financierista puede sobrevivir es controlando la Reserva Federal vía su presidente, y Trump al cambiar a la directora de la Reserva Federal tomó el control de la misma.

Los medios de comunicación siempre mienten pues están controlados por la élite que defiende el sistema actual. Ellos siempre dicen que el mundo está bien, pero eso es una mentira. La economía no funciona y punto, esta en quiebra técnica por 4 cuatrillones de dólares. La única forma de salvar la economía es cambiar el modelo financiero, pues el modelo liberal banquero-financierista no puede sobrevivir en un planeta Tierra en el que no hay a dónde más expandirse. La facción de la elite que controla a Clinton son quienes apoyan el modelo liberal, por lo que el proyecto alternativo de Trump, por más incierto que parezca, era la única alternativa real para encontrar un modelo distinto.

 

 

Fuente:

Daniel Estulin – Estamos a las puertas de un colapso mundial.