El Programa de Entrenamiento de Neuroplasticidad Dirigida (TNT) de la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa (DARPA) está estudiando formas de acelerar el proceso de adquisición de habilidades mediante la activación de la plasticidad sináptica para empezar a aplicarlo en las fuerzas armadas. Si el programa es exitoso, el resultado podría ser la posibilidad de descargar aprendizaje directamente al cerebro humano de manera ultraveloz. ¿Es esto un avance tecnológico para el bien de la humanidad, o un paso más en la oscura agenda transhumanista de control del Nuevo Orden Mundial?

 

¿Qué es la DARPA?

Existe una entidad dentro del Pentágono que es conocida por desarrollar robots infames, armas avanzadas y tecnología futurista. Se llama Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa (DARPA), también conocida como la “división de científicos locos” del Pentágono.

Casi todas las máquinas desarrolladas por esta singular agencia hacen parecer que su propósito no es otro que crear una armada de robots destructores para los Estados Unidos. Pero DARPA tiene muchos otros proyectos interesantes, y de hecho la agencia es el epicentro de algunos de los avances tecnológicos más avanzados de nuestros tiempos, como la propia Internet.

 

Hackear la mente para acelerar el aprendizaje

En marzo de 2016, DARPA anunció su Programa de Entrenamiento de Neuroplasticidad Dirigida (TNT). Este programa pretende estudiar diversos métodos seguros de neuroestimulación para activar la plasticidad sináptica, que es la habilidad del cerebro humano para alterar los puntos de conexión entre las neuronas, y un requerimiento para el aprendizaje. DARPA supone que desarrollando esta habilidad el sistema nervioso podrá ser sometido a una especie de “régimen de ejercicio” para permitir al cerebro aprender con mayor rapidez.

Se podría pensar que el beneficio de este tipo de “innovación” sería la posibilidad de descargar el conocimiento directamente al cerebro, en vez de tener que aprenderlo a través de libros o asistiendo a una universidad. Por ejemplo, en vez de estudiar un nuevo lenguaje durante años podría “descargarse” y ser instalado en nuestra mente a través de un estado neuroplástico áltamente receptivo.

 

Primero neuroestimular y luego aplicar

Como parte del programa TNT, la DARPA está financiando ocho proyectos en siete instituciones. Todos los proyectos forman parte de un esfuerzo coordinado que primero se encargará de estudiar la ciencia fundamental subyacente a la plasticidad del cerebro y que concluirá con su experimentación en seres humanos.

La primera parte del programa de TNT descifrará los mecanismos neuronales que permiten a la estimulación nerviosa influenciar la plasticidad del cerebro. La segunda parte del programa aplicará lo que ha sido aprendido a través de ejercicios de entrenamiento.

Para garantizar la practicidad del trabajo, especialistas en lenguas extranjeras, analistas de inteligencia y otros entrenadores de personal trabajarán con investigadores para ayudarlos a afinar la plataforma del TNT para ajustarse a las necesidades del entrenamiento militar.

Investigadores compararán cuál método es más eficiente entre los implantes para estimular el cerebro, o la estimulación no-invasiva.
También estudiarán la ética del aprendizaje artificial a tavés de la neuroestimulación así como maneras de evitar efectos colaterales y riesgos potenciales.

 

The Evolution of Brain-Computer Interfaces [INFOGRAPHIC]

 

Arma militar para crear soldados transhumanos

Doug Weber, Gerente del Programa TNT, dijo lo siguiente en un boletín de prensa de DARPA:

“El Departamento de Defensa opera en un mundo complejo e interconectado en el que las habilidades humanas como la comunicación y el análisis son vitales, y desde hace mucho tiempo el Departamento ha pujado para llevar esas habilidades al máximo. El objetivo de DARPA a través de TNT es mejorar los métodos de entrenamiento más efectivos que existen para que hombres y mujeres de nuestras fuerzas armadas puedan operar a su máximo potencial.”

Si el programa TNT resulta exitoso, el esfuerzo por ser mejores podría reducirse a aprender a un ritmo más acelerado —y no sólo para personal militar— ya que el aprendizaje descargable parece ser uno de los requisitos para consumar la agenda transhumanista de la élite global. Y al ser una forma artificial para programar y dirigir el cerebro humano, bien podría convertirse —como prácticamente todo lo que surge de las manos de las agencias estadounidenses— en un arma de control y no de fomento del aprendizaje para el conocimiento humano.

 

 

Fuentes:

1. Targeted Neuroplasticity Training (TNT) – DARPA.

2. TNT Researchers Set Out to Advance Pace and Effectiveness of Cognitive Skills Training.

3. Desde la sombra (E32): Transhumanismo: Robar el fuego de los dioses.

4. DARPA Is Planning to Hack the Human Brain to Let Us “Upload” Skills.