Esfuerzos para preparar a la nación para ‘eventos del clima espacial’

En una Orden Ejecutiva publicada en el portal de de la Casa Blanca el 13 de octubre de 2016, el gobierno de los Estados Unidos alerta e insta a “departamentos ejecutivos y agencias a coordinar sus esfuerzos para prepararse para los efectos de eventos del clima espacial.”

En la póliza del documento, la Casa Blanca refiere que:

“Eventos del clima espacial en forma de llamaradas solares, partículas energéticas solares y perturbaciones geomagnéticas, ocurren con regularidad, algunos de ellos con efectos mensurables en sistemas de infraestructura y tecnologías críticos, como el Sistema de Posicionamiento Global (GPS), operaciones satelitales y comunicación, aviación, y la red de energía eléctrica. Eventos del clima espacial extremos —aquellos que pudieran degradar significativamente la infraestructura crítica— podrían inhabilitar grandes proporciones de la red de energía eléctrica, ocasionando fallas en cascada que podrían afectar servicios clave como el suministro de agua, y los sistemas sanitario y de transporte.”

 

FAQs

¿Qué es el ‘clima espacial’?

El clima espacial implica variaciones en el ambiente espacial entre el Sol y la Tierra (y a través del sistema solar) que pueden afectar tecnologías en el espacio y en la Tierra. Los tipos primarios de clima espacial son: llamaradas solares, partículas energéticas solares, y perturbaciones geomagnéticas.

¿Qué es una ‘llamarada solar’?

Llamarada solar es una erupción breve de energía intensa en o cerca de la superficie del Sol, que está típicamente asociada con manchas solares.

¿Qué es una ‘partícula energética solar’?

Las partículas energéticas solares son iones y electrones expulsados del Sol que están típicamente asociadas con erupciones solares.

¿Qué es una ‘perturbación geomagnética’?

Perturbación geomagnética es es una perturbación temporal del campo magnético de la Tierra como resultado de la actividad solar.

 

Medidas para predecir, mitigar y afrontar inminentes eventos del clima espacial

La orden ejecutiva emitida por la Casa Blanca, menciona —además— que el clima espacial tiene el potencial de afectar simultáneamente e interrumpir la salud y la seguridad en continentes enteros. Por lo que prepararse adecuadamente para eventos del clima espacial es una tarea nacional que requiere la asociación entre gobiernos, gestores de salud, instituciones académicas, medios de comunicación, aseguradoras, organizaciones no gubernamentales, y el sector privado.

 

Según la orden ejecutiva, el gobierno federal debe contar con:

1. la capacidad de predecir y detectar un evento de clima espacial,
2. los planes y programas necesarios para alertar al sector público y privado para poner en marcha planes de mitigación para un inminente evento del clima espacial,
3. la protección y planes de mitigación, protocolos, y estándares requeridos para reducir riesgos a infraestructura crítica antes y durante una amenaza creíble,
4. y la habilidad para responder y recuperarse de los efectos del clima espacial.

 

Para ello, el gobierno de los Estados Unidos otorga períodos de 60 a 120 días a sus dependencias para desarrollar y evaluar planes de predicción y respuesta antes, durante y después de los eventos del clima espacial; y un período de 180 días —es decir hasta abril de 2017— para desarrollar planes operativos documentando los procedimientos y responsabilidades para prepararse, protegerse y mitigar los efectos de inminentes eventos del clima espacial.

 

 

Fuente: Executive Order — Coordinating Efforts to Prepare the Nation for Space Weather Events.