Ver el alma humana todavía puede sonar como una locura. Pero según la ciencia cuántica, en cada una de nuestras células se asienta la conciencia. Y gracias a este fundamento científico, el catedrático ruso Dr. Konstantin Korotkov desarrolló el método VDG para ver la conciencia, para lo cual construyó un maravilloso artefacto conocido como la “cámara Kirlian” que es capaz —entre otras cosas— de captar el momento en que el alma de un humano se desprende del cuerpo al momento de morir. Su inventor pasó 15 años desarrollándola y asegura que es una herramienta de diagnosis muy económica, capaz de identificar todo tipo de padecimientos.

 

El alma está en todo el cuerpo aunque sea invisible

El reconocido físico Sir Roger Penrose y el médico Hameroff descubrieron que en cada una de nuestras células —y no solamente en las neuronas, sino también en el citoesqueleto que son los microtúbulos de polímeros que están en cada una de nuestras células— se asienta la conciencia de manera cuántica. Es decir que la conciencia no surge de la complejidad neuronal, sino que la conciencia es todo lo que hay, y se asienta en todas las células del cuerpo.

Gracias a estos fundamentos, un catedrático ruso de San Peterburgo, el Dr. Konstantin Korotkov, desarrolló el método Korotkov VDG para ver la conciencia. Para ello, inventó una cámara llamada “Cámara Kirlian” que es capaz de fotografiar energía solamente, a la cual agregó un método de visualización por descarga de gas (VDG). Es decir que descargando un gas y tomando la foto con esa cámara logró fotografiar el alma (término religioso) o la conciencia (término científico) humana al salir del cuerpo.

 

Herramienta médica de diagnóstico

La polémica cámara Kirian fue concebida como una herramienta médica de diagnóstico. Su inventor pasó 15 años desarrollándola y asegura que es una herramienta de diagnosis muy económica, capaz de identificar todo tipo de padecimientos, desde úlceras hasta tumores cerebrales mediante el escanéo de irregularidades en el aura. El artefacto también puede registrar las circunstancias de un deceso, pudiendo diferenciar entre la víctima de un crimen violento y una persona que murió tranquilamente en su cama.

Más allá de misticismos, un paciente literalmente puede observar su propia aura en una pantalla de ordenador gracias a la visualización por descarga de gas (VDG) de esta cámara. El poderoso campo magnético provoca descargas coronales débiles alrededor de los bordes, que incluso pueden ser vistas al ojo desnudo. El atractivo visual del efecto pronto conquistó los corazones de la gente con orientaciones místicas. Según Korotkov, las descargas coronales provocadas por la cámara contienen información sobre la condición física del fotografiado, y esta información puede ser usada para elaborar diagnósticos clínicos.

El nombre del artefacto se debe a Semyon y Valentina Kirlians, una pareja rusa que contribuyó a popularizar la cámara en los 1960s. Empezando por los Kirlians, mucha gente afirmó que el fenómeno eléctrico era un modo de visualizar auras de objeto que de otra forma serían invisibles.

 

 

Otros usos del efecto Kirlian

En 2002, cuando el artefacto atrajo la atención de los medios de comunicación en Rusia, el canal de televisión RTR TV hizo una investigación y produjo un reportaje de 20 minutos en el que se reveló que al probar un escáner con la tecnología de visualización por descarga de gas (VDG) en la Academia Médica Militar descubrieron que tenía la capacidad de matar bacterias de las manos.

La cámara de Korotkov también fue probado con deportistas rusos, revelando que las lecturas del artefacto variaban según el estado mental de los sujetos, así como con variaciones en el medio ambiente, como por ejemplo cambios de temperatura o humedad.

En una entrevista a un periódico, Korotkov dijo que su invento era como un cuchillo: podía ser usado para propósitos buenos y malos. De hecho, el hermoso efecto Kirlian puede ser usado con intenciones turbias, o incluso para inspirar trabajos de arte como los del fotógrafo Robert Buelteman.

 

 

Fuentes:

1. RT.

2. Mente Alternativa.

3. Istituto Nazionale Disintossicazione e Chelazione Ionica.