“Alguna vez fui diplomático del estado británico, y ahora soy anarquista” —dijo Carne Ross en una entrevista para BBC Nightnews publicada en agosto de 2017. Se trata una declaración muy fuerte y controversial, y cualquiera podría pensar que este hombre ha perdido la cabeza. El término anarquía se ha confundido de alguna manera con el caos total y absoluto, sin orden, sin paz, sin estructura que esencialmente se asocia a la destrucción. Pero esto no podría estar más lejos de la verdad, pues la anarquía —afirma Ross— significa autogobierno. Esto depende de nosotros mismos y de nuestros propios sistemas de guía internos en cuanto a lo que funciona y lo que no funciona; y esencialmente permite que nuestra propia brújula moral determine lo que está bien y lo que está mal. Pues aunque parezca difícil de creer, inherentemente, la mayoría de nosotros lo sabemos.

 

El anarquismo se define como “una doctrina que insta a la abolición del gobierno o la restricción gubernamental como la condición indispensable para la plena libertad social y política.”

Muchos de nosotros creemos que sin el gobierno estaríamos completamente perdidos, ineptos e incapaces de cuidarnos a nosotros mismos, pero aquellos que se consideran anarquistas creen lo contrario. Sienten que el gobierno es simplemente un sistema de control que solo beneficia a quienes están en la cima y contiene al resto de nosotros, las complacientes abejas trabajadoras, para mantener vivo este sistema. Por ello no es de extrañar que se haya dado un nombre y reputación tan negativos a la anarquía y su movimiento, pues amenaza al sistema actual y más específicamente a aquellos que operan en la cúspide de la pirámide.

Recientemente, el ex diplomático británico Carne Ross apareció en BBC Newsnight para compartir sus pensamientos sobre por qué la anarquía es la respuesta a nuestros problemas políticos actuales.

 

 

Como Ross afirma en el video, el anarquismo es una idea simple basada en los principios de que nadie debería tener poder sobre otro y las personas deberían gobernarse a sí mismas. Hay algunas culturas en todo el mundo donde los conceptos de anarquismo se están implementando y se ha demostrado que son exitosos.

Un ejemplo de cómo la gente puede retomar el poder y el control de sus recursos, anárquicamente y sin causar daño a nadie (más que a los sistemas corruptos) es la cadena de bloques. Si toda la gente usara Bitcoin como medio de pago, el sistema financiero de la mafia banquera global basado en el endeudamiento se vendía abajo. Las criptomonedas descentralizadas son anárquicas en ese sentido, pues devuelven a la gente el control de su economía.

 

Criptodivisas: La batalla por la libertad del ser humano

Fuentes:

1. BBC Newsnight – Carne Ross: ‘Anarchism is our only alternative’ – Viewsnight.

2. Collective-Evolution – Former British diplomat believes anarchism is our only alternative to a corrupt government.