Alexander Backman, un investigador y periodista independiente ha sido capaz de predecir el último terremoto que destruyó el centro de México basándose en el análisis de la actividad solar irregular que está manifestándose en nuestros tiempos, y nadie le hizo caso. Este investigador, que es constantemente perseguido y difamado por los servidores del Cabal, ha confirmado lo que la investigación del Dr. Aleskey Dmitriev demostró desde 1997 en relación al cambio climático interplanetario que ocurre en nuestros tiempos.

 

El sol es la causa del incremento de terremotos en la Tierra

Según Dmitriev, las actuales alteraciones físicas planetaria de la Tierra se están volviendo irreversibles. Existe una fuerte evidencia de que estas transformaciones están causadas por material altamente cargado y falta de uniformidad energética en el espacio interestelar anisotrópico que se ha roto en el área interplanetaria de nuestro Sistema Solar. Esta “donación” de energía está produciendo procesos híbridos y estados de energía excitados en todos los planetas, así como el Sol. Los efectos aquí en la Tierra se encuentran en la aceleración del desplazamiento del polo magnético, en la distribución vertical y horizontal del contenido de ozono y en la mayor frecuencia y magnitud de eventos climáticos catastróficos significativos. Existe una probabilidad creciente de que nos estamos moviendo hacia un período de inestabilidad de temperatura rápida similar al que tuvo lugar hace 10.000 años. Las respuestas adaptativas de la biosfera y de la humanidad a estas nuevas condiciones pueden conducir a una revisión global total de la gama de especies y la vida en la Tierra. Sólo a través de una comprensión profunda de los cambios fundamentales que tienen lugar en el entorno natural que nos rodea, los políticos y los ciudadanos pueden lograr un equilibrio con el flujo renovador de estados y procesos planetofísicos. (Fuente: Dr. Aleskey Dmitriev)

En su actualización del 20 de septiembre, Alexander Backman menciona el registro de varios terremotos fuertes en menos de 24 horas que sacuden la tierra a escala global debido a condiciones en el sol, dejando en silencio a la comunidad científica.

 

 

Hoy —dijo Beckman— el sol se muestra tranquilo pero seguimos en espera del arribo de vientos solares fuertemente cargados con partículas energizadas del segundo hoyo coronal ésta semana. El resultado, como ya se ha demostrado científicamente son terremotos. Recordemos que estamos en una (((ALERTA SISMICA GLOBAL))) hasta el 23 de sep., 2017. Se esperan, como ya hemos visto en las últimas 24 horas, varios terremotos fuertes en el Anillo de Fuego (M7.1 México, M6.1 Nueva Zelanda, M6.3 en Japón afuera de Fukushima, seguido de un M6.3 en las Islas Vanuatu, las cuales están en Alerta Volcánica desde hace un mes). Los terremotos fuertes se esperan en las zonas ya advertidas tanto en el mapa de Ben Davidson así como el TECTOMAPA de Alex Backman en concienciaradio.com/sol, el cual muestra las zonas donde ya ha habido terremotos desde que se extendió la ALERTA SÍSMICA del 11 al 21 de septiembre de 2017, y ahora hasta el punto de inflección planetaria del 23 de Septiembre debido a las alineaciones planetarias existentes y la entrada del equinoccio de otoño. Más información en concienciaradio.com/sol

 

 

 

Sí pueden predecirse los terremotos, pero no quieren que lo sepamos

Un astrónomo chileno también fue capaz de predecir terremotos y con gran precisión.
Carlos Muñoz Ferrada, piloto de las fuerzas armadas, astrónomo, ingeniero y físico, nació en Colbun, Chile, en 1909. El 19 de enero de 1939 predijo con extraordinaria precisión un terremoto devastador, aún cuando la ciencia convencional asegura que es imposible predecir terremotos.

Las acertadas predicciones de Muñoz Ferrada se incrementaron con el tiempo. Él predijo una serie de terremotos ocurridos en mayo de 1960, así como un poderoso tsunami en Alaska, un gran terremoto en Ligua en 1965, y el terremoto desastroso de 1985 en Valparaíso, Chile.

Muñoz Ferrada fue capaz de predecir eventos sísmicos matemáticamente, al calcular correlaciones directas entre fenómenos astronómicos y eventos terrestres. Pero su predicción más significativa no fue un terremoto, sino la llegada de un gran “Planeta-Cometa” también conocido como Herculubus, Noveno Planeta, o Planeta X.

 

 

 

Fuente:

1. Conciencia Radio.

2. Mente Alternativa.